O valor da Eucaristía dominical

Aos 8 días da resurrección, o primeiro día da semana, cando estaban os discípulos reunidos, Xesucristo faise presente outra vez no medio deles para bendicir e partir o pan.

Hai moitas cousas que intentamos facer cada 8 días, aínda que non sempre o conseguimos, ás veces fallamos.

Pero hai algo que se leva facendo case 2000 anos sen interrupción: a Eucaristía dominical. Desde aquel momento que cambiou o rumbo da historia e da metahistoria coa resurrección de Xesucristo, cada 8 días repetimos o memorial do seu misterio pascual.

Unha única Eucaristía da que facemos actualización e memorial. Con variación de detalles segundo lugares e circunstancias, pero sempre a única e mesma Eucaristía que instituíu Xesucristo coa súa vida, toda ela salvífica.

Aínda que non sempre conseguimos facer interesante ou atractiva a Misa, non debemos desanimarnos ou facer que nos pase desapercibido o esencial da Eucaristía e, polo tanto, que non recibamos todos os seus beneficios.

Miguel Ángel Álvarez

Misa de clausura do Curso Pastoral 2013-2014

Misa clausura Curso pastoral 2013-14

No mediodía do venres 29 clausurábase no Cebreiro o Curso Pastoral 2013-2014 cunha Misa.

Durante a homilía, o Bispo de Lugo, fixo memoria do amor que Deus nos ten e do que nos axudou durante o curso. Aínda que non podemos contabilizar a graza de Deus, si podemos mostrarnos agradecidos. O camiño foi longo e, alimentado pola súa forza levouse a cabo. O alimento é o pan baixado do ceo. Necesitámolo porque as nosas forzas non abondan. Por iso é necesaria a Eucaristía, que nos rexuvenece e cura. A Eucaristía recibida está cargada de amor, é un don para cada un, é o xesto de Deus que quere estar con nós, compartindo a nosa vida. A Eucaristía é un amor perenne, é un apoio constante, é Deus mesmo que se entrega a nós. Este amor acompañounos este ano e a comunidade enteira (xoves, nenos, maiores) recibiu este don. Tamén debemos mostrarnos agradecidos a Deus, pola súa misericordia cos nosos fallos. En fin, que se abran novos camiños mirando cara a Deus e cara á súa forma de amarnos. Finalmente, D. Alfonso Carrasco pediu a intercesión da Virxe.

Presentación de la obra: “Este es el Sacramento de nuestra fe. Ponencias del II Encuentro Eucarístico Lucense”

image
 Mons. Alfonso Carrasco: “Este libro está muy cerca de nosotros, porque recoge nuestra cultura, nuestra música, nuestras costumbres y, en definitiva, nuestra fe”

El 18 de marzo, la librería La Voz de la Verdad acogió la presentación de la obra “Este es el Sacramento de nuestra fe”, que publica la Diócesis de Lugo y el Centro Eucarístico Lucense.

Este volumen, de 159 páginas, recoge las ponencias del II Encuentro Eucarístico Lucense (celebrado entre el 28 de febrero y el 2 de marzo de 2013).En el acto de presentación intervinieron: el vocal  del Centro Eucarístico Lucense, Luis Castiñeira, y autor de uno de los artículos de la obra; e director de la Librería-imprenta La Voz de la Verdad, Javier Diéguez Diéguez; el director del Centro Eucarístico Lucense, José Antonio Ferreiro y el Obispo de Lugo, Mons. Alfonso Carrasco Rouco.
El II Encuentro Eucarístico Lucense, llevaba por lema “Este es el sacramento de nuestra fe” y, en su segunda convocatoria, pretendía ofrecer una ayuda para acercarnos a Jesucristo en la celebración del Año de la fe, conjugando lo teológico-doctrinal, lo cultural y artístico con lo celebrativo.

Ler máis

Eucaristía y adoración de acción de gracias por el pontificado de Benedicto XVI

A las 19.55 las campanas de la catedral y de otras parroquias de la ciudad repicaron en homenaje y agradecimiento del papa Benedicto XVI. Este acto y la celebración posterior se hicieron coincidir con la hora en la que se hacía oficial la renuncia del Santo Padre.

En su homilía el Obispo de Lugo, Mons. Alfonso Carrasco Rouco, agradeció  al Señor los muchos y generosos frutos con que nos bendijo en la figura del Santo Padre. Su renuncia nos conmueve por el testimonio que nos da de amor a Cristo y a la Iglesia. Si bien, señaló el obispo de Lugo, se trata de un acontecimiento singular, no deber sorprendernos que el que ha estado toda su vida (en referencia a Benedicto XVI) dedicado al servicio de Dios y de la Iglesia, quiera intensificar esta relación el resto de su vida a través de la oración. Benedicto XVI deja de ser Papa, pero no deja de estar en nuestra historia. Se va y se queda para siempre en la oración y en la Eucaristía

Finalmente, Mons. Alfonso Carrasco, instó a todos los diocesanos a orar por el Papa emérito y por el que será su sucesor, cuya misión es la de mantenernos unidos en la fe y en la comunión.

A %d blogueros les gusta esto: